Consejos para broncearse sin descuidar nuestra piel

Consejos para broncearse sin descuidar nuestra piel

Consejos para broncearse sin descuidar nuestra piel

¡Nada más lejos de la realidad! Lo único que conseguimos de esta manera es dañar nuestra piel, volviéndola mucho más propensa a las manchas, las arrugas profundas y la deshidratación. Sin embargo, existen formas de adquirir el bronceado que tanto queremos sin descuidar la piel ni la salud.

Protector solar con acelerador de bronceado: en la actualidad existen protectores solares con fórmulas que activan el bronceado y estimulan el mecanismo natural y la velocidad de formación de melanina en la piel. Es importante aplicarlo como mínimo media hora antes de la exposición al sol, y reponerlo cada dos horas o cada vez que la piel entre en contacto con el agua o el sudor.

Evitar las horas centrales del día: es importante que nos expongamos a los rayos del sol poco a poco y nunca entre las 10.00 y las 16.00 hs. ya que en ese momento los rayos son más oblicuos y la radiación infrarroja y ultravioleta es mayor, por lo que en vez de obtener nuestro anhelado color dorado, terminaremos con la piel enrojecida y dolorida.

Alimentos con betacarotenos: su ingesta protege a la piel de los daños solares e incrementa la formación de melanina. Para conseguir un bronceado duradero es importante incorporar a nuestra dieta tomates, espinaca, lechuga, mango, calabaza y zanahoria.

Protección a toda hora: no solo hay que aplicar el protector solar en la playa o la piscina, sino cada vez que estemos al aire libre, e incluso durante el invierno, ya que los rayos UV siguen ahí aunque el día sea nublado o ventoso.

Seguí cada uno de estos consejos y disfrutá del color dorado que tanto buscás sin las consecuencias desagradables de la exposición al sol sin protección.

Fuente: Bagovit solar

http://www.bagovit.com.ar/cuidado-de-la-piel/consejos_para_broncearse_sin_descuidar_la_piel

Ver más información